traumas psicológicos

Exploramos cómo los traumas psicológicos pueden tener un impacto negativo en la salud física y cómo obtener tratamiento para promover la recuperación y el bienestar a largo plazo.

¿Qué es un trauma psicológico y cómo afecta al cuerpo?

El trauma es como un agua que fluye debajo de la superficie. A veces puedes verla, pero a veces se esconde. Pero siempre está allí, moviéndose, cambiando y moldeando tu vida y tu cuerpo de una manera u otra.

Luz Rodríguez

Un trauma psicológico es una experiencia de vida muy estresante que impacta profundamente el cuerpo y la psiquis de una persona. Produce en el individuo una respuesta emocional y física intensa.

La persona ante un evento crítico, no sabe cómo reaccionar y la energía relacionada con las emociones, queda congelada o suspendida en el tiempo. Los síntomas se pueden llevar toda la vida y no ser conscientes de ello.

Causas del estrés traumático

Entre las causas habituales se encuentran varios factores como pueden ser:

  • Abuso
  • Violencia
  • Accidentes
  • Presenciar situaciones extremas como asesinatos
  • Desastres naturales
  • Conflictos militares

Una de las situaciones más traumatizantes suelen ocurrir en el seno de las familias disfuncionales. Sobre todo porque se espera que el hogar sea un lugar que brinde seguridad y apoyo.

En cambio, las figuras de autoridad de nuestra familia pueden cometer las más grandes atrocidades que traumatizan de por vida. Y es un aspecto que se debe tener muy en cuenta. Y no banalizar el dolor sufrido dentro de los entornos familiares.

¿Cómo pueden afectar tu salud física el estrés crónico y los traumas?

Una situación traumática produce un estrés crónico que se mantiene en el cuerpo perjudicando tu salud física. Además, impide que puedas llevar una vida plena porque tu sistema nervioso se ve muy perjudicado.

  • Miedo intenso: Puede manifestarse de diversas maneras, como ataque de pánico, pesadillas, flashbacks o recuerdos intrusivos del evento traumático, evitación de situaciones que puedan recordar el trauma, hipervigilancia o estar siempre alerta, y dificultad para dormir.
  • Desesperación; Puede manifestarse como una sensación de vacío, de tristeza profunda, de desesperanza. Puede sentirse como si fuera un abismo sin fin, y puede ser difícil encontrar salida.
  • Dolor emocional: Es una respuesta emocional luego de un trauma. Puede manifestarse como vergüenza, ira, desesperanza, o desconcierto. También pueden existir alteraciones del apetito. Dificultad para concentrarse o dificultades para relacionarse con los demás.

Esto puede afectar su capacidad para manejar situaciones estresantes en el futuro y puede tener un impacto negativo en sus relaciones personales.

¿Cómo los traumas psicológicos afectan el sistema nervioso?

Los traumas psicológicos pueden afectar el sistema nervioso de diversas maneras. Algunas posibles formas en que los traumas psicológicos pueden afectar el sistema nervioso incluyen:

  1. Aumento del estrés: los traumas psicológicos pueden aumentar los niveles de estrés, lo que puede afectar el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático. El sistema nervioso simpático es el responsable de la respuesta de «lucha o huida» y puede aumentar la frecuencia cardíaca, la respiración y la tensión muscular. El sistema nervioso parasimpático es el encargado de la «relajación y digestión» y puede reducir la frecuencia cardíaca y la respiración y aumentar la digestión y el procesamiento de nutrientes.
  2. Cambios en el cerebro: los traumas psicológicos pueden tener un impacto en la estructura y la función del cerebro. Por ejemplo, se ha encontrado que los traumas psicológicos pueden cambiar el tamaño y la forma de ciertas áreas del cerebro, como el hipocampo y el amígdala, que están involucrados en la memoria y las emociones.
  3. Trastornos de ansiedad y depresión: los traumas psicológicos pueden aumentar el riesgo de trastornos de ansiedad y depresión. Estos trastornos pueden manifestarse a través de síntomas físicos como dificultad para dormir, cansancio, falta de apetito y dificultad para concentrarse.

Además pueden afectar en la manera que se percibe la vida, generando cierta apatía y desconexión con la vida. Y todo esto incapacita para relacionarse con los demás de manera saludable. También puede afectar la forma en que una persona se siente sobre sí misma y cómo se relaciona con los demás.

Manifestación del trauma en la postura corporal

Un trauma afecta a nivel emocional y psíquico. Pero, el bloqueo se manifiesta de manera visible en el cuerpo, facciones del rostro y síntomas físicos. El trauma va dando forma al cuerpo en forma de corazas. Algunos ejemplos de cómo los traumas pueden afectar la postura corporal incluyen:

  • Encogimiento de hombros: Es muy habitual en las personas que se sienten inseguras y de manera inconsciente creen que es una forma de protegerse o de evitar ser vistas.
  • Postura defensiva: La persona puede adelantar la cabeza, apretar los dientes y adelantar la cadera como una forma de defenderse o protegerse ante una amenaza percibida.
  • Postura de evitación: En este caso, la persona evita la mirada o el contacto con los demás como una forma de protegerse de posibles traumas.
  • Postura rígida: Columna muy rígida y cuello muy estirado y tenso como una forma de prepararse o insensibilizarse para el dolor o el trauma.

Síntomas físicos comunes de los traumas psicológicos

Cuando un acontecimiento traumático ocurre por vez primera, produce un estado de intensa emocionalidad al que de forma un tanto imprecisa llamamos miedo. Este estado persiste hasta que ocurre una de estas cosas: si el sujeto aprende que puede controlar el trauma, el miedo disminuye y puede llegar a desaparecer por completo; pero sí el sujeto termina aprendiendo que no puede controlar el trauma, el miedo disminuirá y será sustituido por la depresión.

Martín Seligman
  • Escalofríos persistentes
  • Pies y manos frías
  • Sensación de estar perdido
  • Círculos y luces en la vista
  • Tics nerviosos
  • Movimientos involuntarios de una parte del cuerpo
  • Dolores de cabeza
  • Zumbidos en los oídos
  • Opresión en el pecho
  • Parálisis o rigidez de una parte del cuerpo

¿Estás listo para dejar atrás el trauma transgeneracional y comenzar una nueva vida llena de amor, paz y felicidad? ¡Nuestro curso online de sanación del trauma es la herramienta que necesitas para transformar tu vida y sanar tu cuerpo de manera radical!

La relación entre traumas psicológicos y enfermedades crónicas

Lo curioso en determinadas enfermedades es que no es que algo vaya mal, sino que el alma las necesita para, a través de ellas, lograr algo que por otro camino sería imposible.

Bert Hellinger

Existen ciertas enfermedades crónicas que pueden estar relacionadas con traumas psicológicos. Por ejemplo, el estrés crónico y los traumas psicológicos pueden contribuir a enfermedades como la hipertensión arterial, la enfermedad cardiovascular, la diabetes y algunas enfermedades autoinmunitarias.

Además, los traumas psicológicos también pueden aumentar el riesgo de desarrollar trastornos mentales como la depresión y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Pero, recuerda no todas las enfermedades crónicas tienen una relación directa con los traumas psicológicos y que no todos las personas que han sufrido traumas psicológicos desarrollarán enfermedades crónicas.

Sin embargo, es importante que las personas que han sufrido traumas psicológicos reciban el tratamiento adecuado para manejar el estrés y el dolor emocional que pueden sentir, ya que esto puede ayudar a prevenir o controlar ciertas enfermedades crónicas.

Las Constelaciones familiares para superar el trauma

El corazón de aquel que ha comprendido que lo presente está en resonancia con lo pasado. Tanto en lo bueno como en lo malo, late en sintonía con el mundo.

Bert Hellinger

El propósito de las constelaciones familiares es ayudar a las personas a comprender y liberarse de patrones disfuncionales y traumas ocultos en su sistema familiar, con el objetivo de mejorar su vida.

Al hacer visibles los patrones de vinculación y traumas escondidos en el sistema, y abordarlos de manera consciente y compasiva se pueden superar y resolver de manera efectiva.

Las Constelaciones Familiares pueden ser una herramienta útil para superar el trauma, ya que pueden ayudar a la persona a comprender cómo el trauma ha afectado en su sistema familiar y cómo se le han transmitido los mandatos, miedos y creencias productos de dicho trauma.

Al trabajar en un entorno seguro y respetuoso, las constelaciones familiares pueden proporcionar un lugar donde las personas puedan expresar y liberar emociones de manera segura, lo que puede ser un paso importante en el proceso de superación del trauma.

Si te interesa realizar una Constelación familiar puedes pedir tu cita con nuestro equipo de especialistas.

Tratamiento y recuperación de los traumas y su impacto en la salud física

El trauma es como un espejo roto. Nos muestra nuestras heridas y nuestras fortalezas, y nos obliga a enfrentar nuestras sombras para poder sanar, crecer y avanzar.

Luz Rodríguez

Es importante que entiendas que si has sufrido un trauma psicológico, no estás solo y hay tratamientos disponibles que pueden ayudarte a recuperarte y a sentirte mejor. Aunque el proceso de recuperación de un trauma puede ser difícil y tomar tiempo, es esencial para tu salud física y mental.

Entre los tratamientos más efectivos para superar los traumas se encuentran las técnicas sistémicas. Debido a que se centra en las interacciones de una persona con su entorno y cómo afectan éstas a su bienestar mental y emocional.

El proceso para sanar un trauma puede ser largo y desafiante, y es importante comprometerse con ello. Sólo así cesará la parálisis emocional que se produce luego de un trauma y que afecta diferentes aspectos de la vida de la persona. Las técnicas sistémicas más útiles para superar el trauma son las siguientes:

  • Terapia familiar: Se centra en las relaciones y dinámicas dentro de una familia y cómo afectan el comportamiento y las vinculaciones entre cada uno de sus miembros. Se utiliza para abordar traumas en un contexto familiar.
  • Terapia cognitivo-conductual: Se centra en trabajar las distorsiones mentales, pensamientos y creencias. Es útil para aprender a identificar y cambiar patrones de pensamientos y comportamientos negativos productos del trauma.
  • Terapia narrativa: Trabaja con la construcción y significado de la narrativa personal y de cómo esto afecta la forma de percibir el mundo y a sí mismos. Ayuda a superar el trauma porque permite reinterpretar y reconstruir historias de manera más saludable.
  • Terapia de exposición: Esta terapia está centrada en afrontar y procesar de manera gradual y controlada los recuerdos y situaciones que provocan ansiedad o estrés relacionados con el trauma. Ayuda a las personas a superar el trauma al permitirles aprender y manejar su respuesta emocional a estos estímulos.

Otros tratamientos que pueden ser útiles para la recuperación de los traumas incluyen la terapia ocupacional, la terapia de grupo y la terapia de apoyo. Además, algunos medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas de ansiedad y depresión que pueden estar asociados con los traumas psicológicos.

Vídeo ¿Tengo un trauma?

Tu cuerpo te ayudará a sanar

El trauma es una experiencia que nos rompe, pero también nos hace más fuertes. Nos enseña a valorar lo importante de la vida y a ser más fuertes.

Luz Rodríguez

Todo trauma es un impacto profundo de por vida. Por eso, es importante buscar ayuda. Si sientes que sufres algún tipo de trauma o si estás experimentando alguno de sus síntomas y afecta tu día a día de manera significativa. Puedes pedir cita con nuestro grupo de especialistas.

Los terapeutas expertos en traumas saben explorar en las señales que está enviando tu cuerpo para sanar tu dolor emocional. Tu cuerpo está enviando un mensaje a través de tus síntomas físicos.

No tengas miedo de buscar ayuda si sientes que has sufrido un trauma psicológico. Hay profesionales de la salud mental que pueden brindarte el tratamiento adecuado y apoyarte en tu proceso de recuperación. No importa cuánto tiempo haya pasado desde que sufriste el trauma, siempre es posible encontrar alivio y sentirse mejor.

Espero que esta información te haya sido útil y te anime a sanar con nuestro Programa online para sanar el trauma. Recuerda que eres valioso y que mereces cuidar de tu salud física y mental.

¿Estás listo para sanar el trauma transgeneracional y transformar tu vida de manera radical? ¡Únete a nuestro curso online y descubre cómo puedes liberarte de los patrones y ciclos negativos que han estado obstaculizando tu felicidad y bienestar!.

A través de técnicas sistémicas y herramientas corporales, aprenderás a enfrentar tus miedos y a superar los obstáculos que te han impedido avanzar. ¡No esperes más para tomar el control de tu vida y empezar a vivir de manera plena y auténtica! ¡Inscríbete en nuestro curso online hoy mismo y comienza tu camino hacia la liberación del trauma transgeneracional!