Sobrepeso con Constelaciones Progresivas {Secretos para Terapeutas}

Sobrepeso con Constelaciones Progresivas

El sobrepeso con Constelaciones Progresivas ¿Puede superarse? La lucha contra la obesidad,  es un problema habitual en la consulta de todo psicoterapeuta. Las Constelaciones Progresivas son una poderosa herramienta que puede ayudar a profundizar en las causas inconscientes del sobrepeso.

La cruda verdad del sobrepeso en la psicoterapia

Los psicoterapeutas no se sienten preparados

Hay muchas causas detrás del sobrepeso que sólo se pueden descubrir en un proceso terapéutico. El problema es, que la mayoría de los psicoterapeutas no se sienten preparados para abordar el sobrepeso como consecuencia de factores inconscientes o bien, por sentir que no son especialistas del área.

Normalmente se remite a una persona con sobrepeso al nutricionista, al endocrino o al gimnasio. Si bien es cierto, todos estos aspectos tienen que tomarse en cuenta. Un psicoterapeuta no puede pasar por alto las causas emocionales, psicológicas y transgeneracionales que hay detrás del aumento de peso.

El Terapeuta tiene sobrepeso

El propio terapeuta no se siente con la autoridad para acompañar un proceso de sobrepeso. Porque él o ella también sufre en su propia piel, «la lucha por el peso ideal». Entonces cuando aparece el cliente, se abre su herida de nuevo, y le recuerda aquello que no ha superado.

Pero si un psicoterapeuta asume con valentía el tema del sobrepeso en su propia vida. Afronta la situación en sí mismo, y elige de manera consciente, como «sanador herido» realizar un viaje al inconsciente del sobrepeso. Puede conseguir grandes resultados desde su vulnerabilidad y honestidad con el consultante.

«Sé lo que sientes, porque yo también lo he vivido. Somos del mismo sentir, caminemos juntos en busca de una solución»

Luz Rodríguez

Lo que todo Terapeuta debe tener en cuenta con el sobrepeso de sus clientes

Cuestión de actitud ante la vida.

El sobrepeso no es sólo un asunto de malos hábitos, de alimentación, o de llevar una vida sedentaria. Sino que engloba una actitud ante la vida. ¿En qué consiste dicha actitud? Se puede ir en dos extremos:

Falta de metas

En una pérdida de la pasión y entusiasmo por la vida. Habitualmente las personas ganan peso luego de una crisis o una transición importante. Como por ejemplo, el nido vacío, tras la menopausia, después de la jubilación. etc.

Es decir, ha ocurrido un hecho que ha marcado profundamente la vida del consultante y no sabe cómo afrontarlo. Y por lo tanto, empieza a «retener grasa» para protegerse de lo que pueda venir. La grasa es una especie de «gasolina» que usa para mantener el calor. Descubre cómo trazar tus metas en el siguiente post>>

«Si estás aburrido con la vida, no tienes suficientes metas»

Lou Holtz

Exceso de metas

Mantenerse excesivamente obsesionados por el logro de metas y objetivos, en la búsqueda de validación personal. Como es normal, esto suele desencadenar una gran carga de estrés diaria. Olvidándote de esta manera de los gritos silentes de tu alma.

Puede que sientas que tienes que mostrar «tus logros» para ser valorado y amado por los demás. En estos casos puede ser un rol asumido dentro del sistema familiar. Cuando uno de los padres está ausente.

El hijo en su inocencia, cree que «hay algo malo en él». Y busca ser ese «niñ@ [email protected]» y aprende a recibir amor a través de sus éxitos. En el fondo ninguno le llena, porque lo que busca de manera inconsciente es el amor y la aprobación de ese padre ausente.

En sus fantasías más íntimas anhela algún día mostrarle al padre ausente, todos sus logros y ser amado por ello. Con sus logros busca llenar el vacío del padre ausente, como no lo logra. Se embarca una y otra vez, en muchos más proyectos estratosféricos.

Donde se le dificulta tener una vida equilibrada. En consecuencia, se alimenta mal, duerme mal y vive para su trabajo o su profesión.

Sentimiento de Culpabilidad

A veces en la vida de la persona ha ocurrido algo vergonzoso. Como un aborto o un abuso. Y esto, deja memoria en el cuerpo y por el cual normalmente no se hace el duelo correspondiente.

El consultante puede tener la sensación de desconectarse de su cuerpo. Insensibilizando y perdiendo contacto con sus sensaciones, por temor a no poder gestionar el dolor. Es como si su cuerpo estuviese separado del sí mismo.

Realmente pocas veces somos verdaderamente culpables. También acusando a otras personas, te acusas a ti mismo, pero no te atreves a hacerlo. Cuando te sientes culpable o estás culpabilizando a otra persona, te estás escapando del presente y te vas al pasado.

«La culpabilidad, la vergüenza y el miedo son los móviles inmediatos del engaño.»

Daniel Goleman

Cuando estás dando excusas constantemente, también te sientes culpable «cuando uno se excusa, se acusa». Recuerda que cuando insistes en revivir continuamente un sentimiento de culpabilidad terminas por provocarte un accidente. El accidente es un «castigo que te das a ti mismo» crees que castigándote pagas «tu falta» o deuda. Eso es algo que has aprendido a lo largo de tu vida. Y mientras más culpable te sientas, más grave será el accidente.

Sentir culpa también por tener deseos sexuales y consideras que el sexo es algo sucio o malo. Las personas que suelen ser muy sensuales y creen que esto está mal, habitualmente engordan para evitar ser tentadas con la sexualidad.

Tener demasiadas responsabilidades

Querer cargar el mundo a su espalda «Síndrome de Atlas» ser el eterno «solucionador». Creer que tu valor personal deriva de tu capacidad para resolver problemas o aliviar la carga de otros. Esto suele ser muy habitual en personas que se dedican a las profesiones de Ayuda. En el fondo, buscamos ser resolutivos porque tenemos la expectativa de que nos amen por ello.

En consecuencia, necesitamos hacernos más fuertes para cargar con todo. Y es justamente cuando empezamos a ganar peso. Necesitamos hacernos «grandes» para sostener a otros. ¿Te imaginas a una persona delgada o «pequeña» cargando a otros? La sensación es como si te colocaras una «armadura» para ser fuerte y evitar contactar con la niña o niño que realmente está sosteniendo todo.

El asunto es que adoptas la costumbre de ocuparte de los problemas de todo el mundo, de tus seres queridos. Pero, descuidando tus propias necesidades. Esto te hace sentir explotado, cuando eres tú quien está dejando que se aprovechen de ti y en consecuencia ganas peso. El amor que los demás te dan no puede ser consecuencia de lo que haces por ellos, sino de quién eres.

Sensación de inseguridad

El miedo a no estar a la altura de la situación, a no ser aceptados, al rechazo y a la humillación, a herir a los demás. Muchos de estos miedos, provienen de la relación con los padres. El grado de un miedo es proporcional al grado de la creencia que lo alimenta.

Es necesario abrazar el miedo y aceptarlo, observar tu voz interna y luego plantearse pequeñas acciones para irlos superando. Recuerda que expresar tus miedos te ayuda a aceptarlos más.

«Reconocer tu miedo y hacerle frente te ayudará a evolucionar más hacia la satisfacción de tus necesidades»

El miedo puede convertirse en tu guía si permaneces alerta y consciente e intentas comprender el motivo de su presencia.

Insatisfacción sexual o problemas de pareja

Comer por glotoneria es la típica búsqueda de satisfacción sensorial. Y cuando una persona está reprimiendo su sexualidad o está insatisfecho sexualmente, va a buscar saciarlo a través de la ingesta de alimentos. Realmente no tiene «hambre de alimentos» sino hambre de «placer».

Otras personas se pueden ir de compras, hacer el amor, mirar la TV para satisfacer sus sentidos. En estos casos hay que observar ¿Qué sentido no está satisfecho?

  • La vista ¿Cómo te estás viendo a ti mismo?
  • El oído ¿Estás escuchando la voz de tu Dios interno?
  • El olfato ¿Hay algo que te «huele mal» de alguien»? ¿A quién estás juzgando?
  • El gusto ¿Tu vida sexual es satisfactoria?
  • El tacto ¿Tu vida afectiva te satisface? ¿Estás siendo amoroso contigo mismo?

Cuando se tiene un ataque de glotonería es importante preguntarse:
¿Es esto lo que quiero hacer? ¿Es esto lo que me haría feliz? ¿De verdad necesito esto?

Atadura que romper

Puedes estar unido en un vínculo destructivo de amor/odio con una persona. Puede ser con uno de los padres, ex pareja o alguna figura de autoridad que suele ser también obesa. Y no deseas parecerte a esa persona. O te quedaron muchas cosas sin expresar. Para romper la atadura se tiene que dar un proceso interno de aceptación.

«Retener es creer que solo existe el pasado, dejar ir es saber que hay un futuro.»

Daphne Rose Kingma

Lo que nunca te contaron sobre liberarte del sobrepeso con Constelaciones Progresivas

En Constelaciones Progresivas se trabajan los conflictos desde 5 cuerpos diferentes. Se parte de que una situación puede estar enquistada en uno de estos cuerpos o en todos. ¿Quieres saber las diferencias entre Constelaciones Progresivas y Constelaciones Familiares? >>

Cuerpo Mental

Este cuerpo está relacionado con aceptar quién eres y ser tú mismo, sin miedo a ser juzgado. La confianza en ti mismo es una elección que haces diariamente. La falta de confianza en ti mismo, hace que la grasa en tu cuerpo se acumule en tu trasero y caderas.

En un cuerpo mental sano, existe coherencia y respeto. Decir y hacer lo mismo que piensas. Cuando no te respetas a ti mismos comes en exceso. Quieres picar a cada momento. En el fondo, comes compulsivamente, porque quieres controlar al otro. Pero como no puedes, devoras la comida.

Mantienes tu equilibrio en el cuerpo mental, a través de no estar atado al resultado y soltar. Cuando las personas tienen más acumulación de grasa en su espalda es probable que tengan un exceso de apego, a una persona o situación.

En ti tiene que existir la seguridad de la tranquilidad del espíritu. Es decir, estar seguros de que no tienes nada que temer. Saber que, pase lo que pase, dentro de ti tienes todo lo que necesitas para materializar aquello que anhelas. La grasa que se acumula en las piernas, y en los brazos se debe a la sensación de falta de seguridad. Entonces, la persona cree que mientras más fuerte tenga esas zonas más seguro se sentirá.

Todos tenemos la necesidad de poseer un «sentido». Reconocer que somos creadores de nuestra realidad. Aprender de cada experiencia. En este caso, el exceso de grasa estará situado en el vientre y abdomen de la persona. Es como si estuviese «[email protected]». Guarda en esa zona los proyectos «que se traga» y nunca los saca a la luz. Si tienes tus objetivos bien definidos aumentan tus ganas de vivir.

Cuerpo emocional

Muchas personas eligen ignorar lo que sienten por miedo a vivir las emociones. Y en consecuencia, tienen este cuerpo bloqueado. Detrás de toda emoción existe un juicio de valor. En cambio, detrás de todo sentimiento hay un flujo de energía.

Cuando la persona acumula grasa en el pecho, suele ser porque tiene muchas emociones acumuladas que no está expresando. Entonces busca expresar sus emociones a través de la comida o de la bebida, quedarse frente a la TV, dormir, trabajar más, practicar algún deporte, etc.

«El problema surge, cuando fingimos que las emociones no nos afectan en absoluto.»

Luz Rodríguez

No expresar las emociones es normalmente una causa oculta de un exceso de peso y problemas del sistema digestivo. Expresarlas con alguna actividad que implique movimiento (llorar, gritar, correr, practicar algún deporte) es mejor que negarlas o reprimirlas.

Para mantener el equilibrio en este cuerpo es necesario fomentar la creatividad, la capacidad de dar y recibir afecto y confiar en la vida.

Cuerpo Físico

Así como te alimentas, gestionas tu vida. Toma conciencia que tu forma de alimentarte está totalmente relacionada con tu modo de vivir y las creencias inculcadas por tu familia.

  • ¿Eres consciente de tu alimentación? Si la respuesta es negativa, seguramente responderás lo mismo en diferentes aspectos de tu vida. Es decir, que no eres tú el que dirige tu vida. Sino que son los acontecimientos externos los que lo hacen.
  • Comes de más por miedo a desperdiciar la comida. Sin preguntarte si tu cuerpo realmente quiere comer.
  • Consumes algún alimento que no te guste, sólo porque piensas que es bueno para tu salud.
  • Cuando le das a tu cuerpo aquello que necesita y en el momento en que lo necesita, él sabe perfectamente cuándo tiene que parar. El problema es que respondes a viejos condicionantes.
  • Cuando tu cuerpo sufre una carencia en uno o varios elementos, envía un mensaje a tu cerebro y éste hace que te apetezca comer algo que cubra la carencia.
  • Confía en la sabiduría de tu cuerpo y elimina todo aquello que tu cuerpo no necesita.

Cuerpo Transgeneracional

En este cuerpo nos focalizamos en los Arquetipos Activos en el sistema familiar del consultante. Se abordan las memorias en conflicto dentro del sistema que afectan a cada persona.

En los problema de sobrepeso con Constelaciones Progresivas, se suelen observar esquemas de «perfeccionismo y de abandono». Que hacen que la persona sabotee sus intentos por estar más saludable y sentirte bien consigo misma con su imagen corporal.

En este caso quiero hacer una reseña, imagina el Arquetipo de algunas culturas donde su moneda es «el peso» ¿Qué pasa en el inconsciente de una persona entonces, cuando tiene sobre»peso»? Reflexiona sobre ello. Esto y mucho más, lo abordamos con Constelaciones Progresivas. Si todavía no sabes qué son, te recomiendo el siguiente post >>¿Qué son las Constelaciones Progresivas?

Cuerpo Espiritual

Todos tenemos un anhelo del Alma y cuando lo acallamos. Empezamos a morir en vida.

Luz Rodríguez

Este cuerpo está relacionado con la conexión al todo, con ver la belleza tanto en tí como en los demás. Cuando estás comprometido con principios y un propósito elevado tu vida cobra un nuevo sentido.

Para mantener el equilibro en este cuerpo, es necesario conectar con nuestra respiración, con nuestro sabio interno. Y se logra a través de la meditación, la oración, la contemplación y el servicio.

El desequilibrio en este cuerpo, descompensa totalmente el resto de los cuerpos.

¿Qué puede hacer el terapeuta en casos de Sobrepeso con Constelaciones Progresivas?

Escuchar atentamente las emociones del consultante para que ÉL encuentre una solución

¡Sí, así como te lo digo! La mayorías de las veces la gente quiere llegar a tu consulta y vaciar todo lo que siente y luego irse tranquilo. Y te quedas tú como terapeuta, con toda la carga.

Algo que suele funcionar luego de haber escuchado al consultante es preguntarle:

«Explícame lo que vas a hacer para solucionar este problema». Lo más probable es que te diga «que no sabe qué hacer, que por eso ha venido a consulta.»

Dile con delicadeza y diplomacia:

«Siento que hablas de la situación pero no quieres solucionarlo, estoy [email protected] que internamente sabes qué hacer, pero una parte de ti no quiere hacerlo»

Quizás se moleste contigo, pero más adelante comprenderá, que le has dicho lo correcto. De esta manera conservas tu energía y el consultante empieza a tomar consciencia de su poder de elegir.

Ayúdales a identificar sus emociones

Desde niño se nos enseña a reprimir nuestras emociones. Por eso, es uno de los primeros pasos que se tienen que dar en un proceso de sanación. Llamar a las emociones por su nombre. Identificando exactamente qué es lo que siente, sin justificarse.

Explicarle la diferencia entre sus emociones y sus sentimientos. Las emociones se hacen dañinas cuando se lucha contra ellas o se reprimen. ¿De qué manera ecológica puede expresar sus emociones?

Contribuye a que acepte la responsabilidad de sus emociones

¿Cómo? Observando a qué o a quién está haciendo juicios. ¿ Sobre qué está emitiendo juicios de valor?. Detrás de cualquier emoción siempre hay tristeza e ira asociadas. Este es uno de los aspectos más importantes para abordar el Sobrepeso con Constelaciones Progresivas.

Ayudarles a darse cuenta que han sido ellos y no el otro el que ha creado esa EMOCIÓN, debido a sus expectativas y percepción de la situación.

Reforzar una conciencia compasiva

Inspirarlos para colocarse en los zapatos del otro. Hacerles las preguntas necesarias que lo lleven a comprender cómo se siente el otro. En qué aspectos la otra persona se puede sentir igual que ellos. La idea es que abran su corazón, aceptando la responsabilidad. Desarrollando la empatía. De esta manera se produce la reconciliación interna.

Toma de consciencia del Merecimiento

Dar pasos para que se acepte y se perdone a sí mismo. De que se sufre por la falta de amor propio y que responsabiliza a los demás de dicho amor. Admitiendo que ha acusado al otro de lo que siente. Esta etapa lleva tiempo, en implica una transformación profunda del consultante.

Constelaciones Progresivas para el sobrepeso

Entrenarlos para que desarrollen a su padres internos

Mostrarles cómo tener más compasión con su niñ@ [email protected], aprendiendo a ser los padres amorosos que sigue necesitando en estos momentos en su vida.

Toma de acciones conscientes en el presente

Invitarles a que escriban las acciones a realizar en las áreas de su vida dónde ha existido los conflictos. Hasta afrontar la experiencia o las personas desde una nueva visión.

¿Por qué abordar el Sobrepeso con Constelaciones Progresivas brinda tan buenos resultados?

Principalmente porque es un Proceso de Acciones Conscientes, en donde el consultante va dando los pasos necesarios para hacerse responsable de su propia vida.

El consultante toma consciencia de los diferentes cuerpos que forman su naturaleza y a partir de allí establece metas y objetivos para el equilibrio en cada uno de ellos.

Se abordan los traumas de manera lúdica con el Árbol Progresivo y en todo momento el consultante es el protagonista de sus sesiones. Y al final conecta con un propósito para su vida, basado en principios y valores.

*Esta entrada tiene un fin orientativo y en ningún momento queremos sustituir un proceso profesional con un endocrino o un nutricionista.

2020-02-10T13:37:31+01:00Blog|Comentarios desactivados en Sobrepeso con Constelaciones Progresivas {Secretos para Terapeutas}