¿Hay drama en las Constelaciones Progresivas?

A través del Psicodrama de Jacob Levy Moreno se representaba un conflicto en escena para la integración de las partes, observando diferentes perspectivas. Y este trabajo junto con la terapia familiar, fueron los que  inspiraron a  Bert Hellinger para dar un paso más, a un nivel transgeneracional con las Constelaciones Familiares. 

Aún quedan vertientes de las raíces del psicodrama (psico= mente y drama= acción).  Pero ante lo mostrado en las Constelaciones Familiares, muchas personas se quedan paralizadas, buscando en el pasado la fuente de sus conflictos. Esto nos lleva a la INACCIÓN, puede ser una consecuencia natural luego de observar el “trauma transgeneracional” nos quedamos atrapados en él y como todo trauma produce “congelamiento”.

Peter Levine (2013) experto en traumas, dice que ante situaciones traumáticas “Hay que proveer una experiencia correctiva sustituyendo las respuestas pasivas de colapso e impotencia con respuestas activas, empoderadoras…Orientar hacia el aquí y ahora, contactar con el entorno y restablecer la capacidad para el compromiso social.”

El empoderamiento proviene de expulsar la actitud de derrota e impotencia ante lo ocurrido. Esto ayuda a disolver la culpa, la ira o el miedo tras observar una experiencia traumática del sistema. Lo observado te puede brindar un nuevo impulso. Pero, ¿por qué se quedan paralizados? ¿por qué se escudan en los traumas transgeneracionales para no avanzar? ¿Te ha pasado que tus consultantes te comentan que no pueden avanzar porque su abuela o su madre vivió X experiencia?  
Esta no ha sido la finalidad de las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger, por el contrario sirven principalmente para tomar impulso para ir hacia la vida, lo que sucede es que dicho impulso es sutil, se da poco a poco, luego de la quietud y la interiorización. Pero vivimos con prisas y queremos todo para ayer. Y sobre todo, queremos la “varita mágica” que nos resuelva la situación sin una transformación interna.

A través del “histrionismo” o exageración  acerca de nuestras situaciones personales, nos perpetuamos en el niño. Y recibimos la atención que no percibimos de nuestros padres.

Los eventos dramáticos de nuestra vida  en lugar de empujarnos a la ACCIÓN nos están llevando a la parálisis.  Y es a partir de ello que surgen las Constelaciones Progresivas. 

¿Cómo se posicionan las constelaciones progresivas ante el drama personal?

  • Admitimos el drama como algo inherente a la vida, que nos lleva al desarrollo personal y la madurez. Sin embargo, ante una situación dolorosa el consultante se auto descubre, replanteando sus valores. Gestionando de manera efectiva los traumas y emociones reprimidas, sin histrionismos.
  • Se aborda la percepción que tiene el consultante de su familia, de sí mismo, de sus relaciones y del mundo en general. No existen generalizaciones, sino un acompañamiento personalizado que lo lleva a la toma de conciencia, la aceptación y sobre todo a la ACCIÓN consciente.
  • Lo que se logra con Constelaciones Progresivas es una reorientación hacia la vida que permite una transformación significativa, real y permanente. 
  • Se ayuda al consultante a confiar en sus emociones y pensamientos y se le acompaña a encontrar factores que le lleven a una vida plena y trascendental. Mejorando sus habilidades de autoobservación y sus relaciones interpersonales, sin buscar culpables externos.
  • En las Constelaciones Progresivas se acompaña al consultante paso a paso y va tomando conciencia progresivamente, por lo tanto no se produce un desborde emocional. Porque el consultante mira todo desde diferentes perspectivas.

Si quieres profundizar más en las Constelaciones Progresivas puedes realizar nuestra Formación Online o bien pedir consulta con cualquiera de nuestros Consteladores Progresivos.
Puedes también solicitar una cita con nuestros Consteladores Progresivos:

Contacta con Luz

By |2018-10-08T23:40:46+00:00mayo 5th, 2018|Artículos, Constelaciones Progresivas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment