¿Cuál es el papel del Constelador Familiar ante las enfermedades?

Una de las razones de consulta en Constelaciones Familiares suelen ser las enfermedades y si bien es cierto ofrecen un comprensión más amplia de la misma. No tienen que verse como la varita mágica para curar enfermedades. ¿Qué debe hacer un constelador cuando un consultante quiera constelar su enfermedad? ¿Cuáles son las causas sistémicas de la enfermedad?

Todo constelador tiene que reconocer que detrás de toda enfermedad o síntoma hay dos vertientes:
  1. Situaciones inconclusas en el sistema familiar
  2. Situaciones, actitudes o hábitos personales 

Dentro de las situaciones inconclusas pueden verse las siguientes:

Dentro de las actitudes o hábitos personales las más importantes serían las siguientes:

  • Resentimiento con los padres o familiares
  • Rechazo o resentimiento con una ex pareja
  • Pérdidas importantes (trabajo, hijos, parejas, ruinas)
  • Fijaciones o compulsiones
  • Actitud pesimista y derrotista ante la vida
  • Falta de un propósito de vida o de motivación personal
  • Soberbia ante los padres o un ancestro

Aspectos importantes para el constelador familiar

Es importante reconocer que los Consteladores o terapeutas también pueden sufrir síntomas físicos cuando se presentan ante el cliente como sus “sanadores”, como aquellos que tienen la solución a su problema de salud. En ese caso, el Constelador incurre en la SOBERBIA  y puede sufrir síntomas físico e incluso llegar a enfermarse. 

También se puede dar en el caso, donde yo como constelador crea que tengo el “derecho” de dar un orden determinado al sistema. 

¿Qué es lo recomendable cuando se quiere abordar una enfermedad con Constelaciones Familiares?

  • Tener una actitud honesta y responsable. Dejar claro desde el inicio que no “tenemos” la solución mágica. Y que las Constelaciones Familiares son una poderosa herramienta para la reconciliación familiar y eso suele ayudar, pero no garantiza la sanación de la enfermedad. 
  • Acompañar al consultante a que haga contacto con sus sensaciones: Muchos de nuestros síntomas se deben a que debido al dolor emocional creamos corazas que van adormeciendo nuestras sensaciones, y un trabajo de acompañamiento implica volver a percibir y escuchar nuestro cuerpo.
  • Facilitar la expresión emocional. Muchas enfermedades tiene un fuerte componente de reprimir sentimientos, que están mal visto como la Ira, la tristeza o el miedo. El Constelador familiar puede incentivar a que el cliente llore y exprese su dolor, esto suele tener un efecto depurador en el cuerpo del cliente. 
  • JAMÁS  se debe recomendar la culminación de un tratamiento médico convencional. Las Constelaciones Familiares no pueden sustituir un tratamiento médico y no debe usarse como excusa para abandonar un tratamiento profesional. 
  • Propiciar la reconciliación familiar. Como puerta para la paz y la autoestima. Se sabe que la armonía interna tiene un efecto directo en la salud.
  • Acompañar a la aceptación: Cuando el consultante mira la enfermedad como un mensajero y un proceso de transformación interna. Puede asumir su enfermedad no desde la lucha, sino verla como un tesoro que le trae un aprendizaje. Entonces, la enfermedad y su propia vida cobra un nuevo sentido.

Si ya eres Constelador Familiar y quieres descubrir el siguiente paso te invito a nuestra Formación Online de Constelaciones Progresivas  es una especialización revolucionaria para soltarte como Constelador Familiar.
Si por el contrario no eres Constelador puedes formarte con nosotros de manera online en nuestra Formación Online de Constelaciones Familiares 
By |2018-10-08T23:41:25+00:00mayo 26th, 2018|Artículos, Cuerpo y Salud|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment